miércoles, 10 de abril de 2013

NIÑA ( de Isabel Abad)



Si supieras donde llega la pestaña de la eñe,
cada vez que me llamas niña...
redundarías en ella con saña,
sin sueño, sin tacañería,
acompañándola, añadiendo añejo néctar
cual albañil de antaño,
sin dañar,
acuñando y enmarañando.
Buñuelito,
que te comería, sin fruncir ceño.
Morriña te tengo y contigo sueño.
Todo ello por apañado,
celebro tu compañía,
y si por mi fuera, te como
sin boloñesa y sin castañear
no es coña.
Y con empeño,
mira si me apaño.
Enséñame,
escudriña en mi,
deja de ser extraño
conviértete en entrañable, sin gruñir
dame leña y prueba uña hogareña.
No lo tengas por ñoñez, no es patraña,
es el mundo, que es pañuelo,
más pequeño sin tu niña, la que firma.
Sin señuelo, con empeño,
con sonrisa de blanca piñata,
dulce como pestiño y a partir piñón.
Nada... una más del rebaño,
que este año,
con pestaña si; pestaña no,
te recuerda en su baño.
Que te rebañaba dejando señal,
Señor risueño.
Suéñame, yo te sueño.

ISABEL ABAD.

4 comentarios:

Isabel BCN dijo...

Gracias Fran, qué lujo estar aquí! Beso grande poeta!

Israel Rambay dijo...

Buen escrito

Luisa dijo...

Conozco muy bien a esa ni(ñ)a.
Y orgullosa me siento, de que poco a poquito se cumplan sus sue(ñ)os....

Un beso grande a los dos, Isa, Fran.

Isabel BCN dijo...

Gracias Israel :-). Luisa...mi Luisa... Besazo!!!