domingo, 23 de octubre de 2011

PEDRO VERA



Pedro Vera Sánchez (Trinidad), nació en Águilas (Murcia), un 13 de Mayo. Es profesor de Filología Francesa.
Entre los 70 y los 90 colaboró como corresponsal del diario la Verdad de Murcia en Águilas.
Publicó el poemario Carmen (2002).
Participó, a través del Ateneo Aguileño de las Artes y las Letras en las publicaciones: 3º y 4º Encuentros de la Poesía; en la Antología de Poetas Extremeños La Niña Bonita con la Editorial Rumorvisual de Cáceres (2011) y en la Antología Universal de Poetas del Siglo XXI (2011).
Colabora como coordinador del ciclo de recitales Poesía en el hall del Auditorio y Centro de Congresos Infanta Elena de Águilas.
Ha organizado el 1er Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer 2011 y distintos Talleres de Poesía para docentes en el CEIP Mediterráneo, en Águilas.
Como socio de Milana Bonita, Paco Rabal en el Recuerdo coordina anualmente las veladas de trovos que se vienen celebrando desde la fundación de la Asociación.

ENTREVISTA:

1-¿De donde surge tu inspiración?

Mi inspiración no tiene un único origen pero, puestos a elegir, me quedo con la noche, la luna y el amor.

2-¿Qué te llevó a ser poeta?

Pues a escribir (ser poeta es otra historia en la que me encuentro intentando aprender a gatear), me llevó la inquietud por contar las cosas a mi manera y me viene de lejos. Ya en mis primeros años jóvenes simultaneaba la lectura con la escritura pues yo no sé leer sin lápiz y papel.

3-Describe la poesía en una frase o qué palabra describe mejor la poesía para tí

Definir la poesía en una frase imagino que es como intentar meter el océano en una botellita de perfume. Pero puestos a decir unas palabras te diría que es algo sin lo que mi vida no tendría mucho sentido. Al menos no tendría sentido pleno.

4-Háblanos sobre tus libros

Mi producción literaria se encuentra en un 80% inédita. No obstante he participado en antologías con el Ateneo Aguileño en los 90 del siglo pasado, en 2002 me autopubliqué el poemario Carmen, participo en La Niña Bonita de Rumorvisual, en la IV Antología Universal Poetas del S. XXI y ahora me encuentro presentando mi último trabajo: Es hora de Soñar. Además hago comentarios a pintores sobre sus exposiciones, etc. Tanto Carmen como Es hora de soñar son poemarios más propios del XIX por el tema romántico de su contenido dada mi influencia, entre otros, de Gustabo Adolfo B. y Espronceda.

5-¿En qué estás trabajando en estos momentos?

En estos momentos estoy trabajando en la composición de unos temas sobre el libro de Los amantes de Teruel, poesía histórica para unas partituras que ha musicalizado mi amigo el valenciano Vicente Savall, en la novela El hijo del chatarrero y otros proyectos que llevo a cabo como la coordinación de eventos con el Auditorio y Centro de Congresos Infanta Elena de Águilas, distintos talleres de poesía, etc.

6-¿Quién o quienes son tus poetas favoritos, esos que te inspiran?

Si definir qué es para mi la poesía es difícil, elegir uno o unos poetas sería imposible. El Romanticismo me encanta, Gracián, Góngora y Quevedo me deleitan, Neruda, Hernández, Lorca... Serían tantos que me resultaría difícil hacer la elección. Aún así, he de mencionar en un apartado especial a José Ángel Valente por un lado y a Gloria Fuertes por otro.


EL HELOR OTOÑAL

El rosicler de la mañana
abraza un estruendo
de cánticos,
logrando que
que los recuerdos
me lleven
hasta tu cama.

Hasta tu cama,
huérfana de mí
este fin de semana.

Pero continuamos
unidos en el amor
y esos cánticos
nos visitarán
tan pronto
que no daremos tiempo
a que el helor
se instale
en nuestro pecho.

De "es hora de soñar" (2011).

SENSACIÓN

Déjame esta noche tatuar con mis versos tu piel.
Hoy eras elegía, ahora hermosa oda.
Tu cara, antes endecha que el óbito mostraba
desprendida de un Guernica en blanco y negro,
muestra ahora su risueño Arco Iris.
Ese manto de seda que te cubre
sigue ahogando el aroma del jazmín.
Lleva tu cuerpo marcada
la envidia de los pintores
que lanzan la paleta al lienzo
que lo hieren con su desilusión
al saberse perdedores de su Musa.
¿Y ese corazón hacedor de susurros,
coronado de blancas almenas
en el que tantas veces pequé?
¡¡Déjame niña,
déjame tatuar con mis versos tu piel!!
Que no necesita adornos, que lo sé.
Pero, déjame.

De "La niña bonita" (2011).

No hay comentarios: