martes, 20 de septiembre de 2011

JULIAN MELERO



Julián Melero, natural de Lleida (1957), es uno de esos tantos letraheridos y bohemios cansados que han redescubierto en una de las etapas −como anunciara Cicerón− más prolíficas de la vida (la senectud) una vitalidad humanista que, desde el año 2002, persigue todos los movimientos literarios de este tardío, aunque creciente narrador. Su primera novela, Encuentro con un extraño, fue publicada en 2002. Años más tarde, en el 2009, teniendo claros sus objetivos literarios, decide reemprender la marcha concibiendo su segunda obra, Susurros para el alma, esta vez un poemario muy introspectivo e intimista del que en el blog de este autor leridano, www.julianmelero.blogspot.com, se pueden leer algunos de los poemas y prosas rimadas que lo componen.

Obras publicadas:

1.- Encuentro con un extraño. (2002)
1ª parte de la trilogía (Encuentro con un extraño) págs. 190
2.- Susurros para el alma. (2009)
Poemario, autoedición, págs. 136
3.-La cima. (2010)
Novela de ficción autoedición, págs. 344
4.- Reencuentro con Juan. (2010)
2ª parte de la trilogía (Encuentro con un extraño) editorial Dédalo, págs. 118
5.- Al desnudo. (2011)
Poemario antológico, autoedición, pgs.76
6.- 22 poemas de amor. Poemario (2011)
Poemario, autoedición. Págs. 40
7.- La despedida. (2011)
3ª parte de la trilogía (Encuentro con un extraño)
Autoedición 122 págs.

ENTREVISTA:

1.- ¿Por qué y para qué escribe Julian Melero?

Escribo por que me gusta, para que otros puedan conocer otra forma distinta de vivir, la muestro en la trilogía "Encuentro con un extraño" de la cual sus títulos son:
Encuentro con un extraño.
Reencuentro con Juan.
La despedida.

También escribo poemas que alimentan la vida, sueños, y mil cosas más.

2.-¿Cual es tu ambición como escritor? ¿Dónde quieres llegar?

Mi única ambición y meta, es vivir de mis letras, ardua tarea, que seguramente no llegaré a ver cumplida.

3.-¿Qué se puede conocer de Julian Melero a través de sus historias? ¿Es el mismo o se esconde tras el velo de sus personajes y sus tramas?

Si se lee la trilogía, se puede conocer muchísimo, ya que está escrita con experiencias propias, y solo es el inicio del camino a lo que se suele llamar sabiduría, que tal vez, algún día puede que desvele un poco más.

Si se leen mis poemas se pueden sentir mis sentimientos.

No suelo esconderme tras el velo de mis personajes, digamos que viven todos en mí y yo en ellos.

4.-¿Qué tipo de público tienes en mente mientras escribes? ¿Crees que hay una diferencia entre la literatura "para mujeres" y la literatura "para hombres"?

Cuando escribo no pienso en el público, si lo hiciera, no sabría escribir como lo hago.

Creo que sí, aunque mi forma y estilo de escribir personal no diferencia los sexos, ni las razas, ni la religión, ni la política, digamos que es universal

5.-¿Tienes alguna manía a la hora de escribir? ¿Alguna rutina establecida o te basas en la inspiración del momento?

No suelo tener manías, pero sí preciso mi espacio, y los que viven conmigo saben que si estoy escribiendo no debo ser molestado ni para comer.

La rutina, es fastidiosa, pero sí tengo una autodisciplina que intento llevar a rajatabla, pero nunca lo consigo

6.-Y finalmente, ¿Qué consejos darías a un escritor novel con ganas de empezar a publicar?

El publicar hoy en dia es sencillo, la autopublicación es una opción, pero lo tienes que hacer tu todo y por supuesto siempre estas solo.

Si entras en una editorial, igual te encuentras con un monton de libros en casa y la editorial lo único que ha hecho es venderte tu libro.

Es dificil para un novel comenzar, pero que no desespere, si disfruta, le recomiendo que lo que menos piense es en vender, si se vende estupendo, sino, pues a escribir y evolucionar.

TRILOGIA:




Nada especial había ocurrido en nuestra vida y por ello nada me hizo sospechar lo que iba a ocurrir. Cuando me desperté aquella mañana, como de costumbre, mi esposa ya se encontraba preparándonos el desayuno. Me levanté, me puse el chándal, las zapatillas, bajé hacia la cocina, le di un beso a mi esposa, y le deseé los buenos días, y me senté a esperar el desayuno.
Nuestros hijos, no tardaron en levantarse y bajar a desayunar. Nos dieron un beso y nos desearon los buenos días. Rápidamente se sentaron en la mesa a esperar que mi esposa nos diese lo que nos había preparado para desayunar. Cada uno nos encontrábamos sentados en nuestro lugar de la mesa, hablando de cómo habíamos pasado la noche; si recordábamos algún sueño, o algún fragmento del mismo. Sin embargo, no fue así. Si algún día lográbamos recordar alguna cosa, al no comprender su significado, lo contábamos y lo dejábamos tal cual.



Sentado en la mesa de la cocina, fumándome un cigarrillo junto al aroma del café recién hecho. Pensando en mil y una cosas pero sin encontrar ninguna respuesta. Tenía sueño y sin embargo no podía dormir. Me sentía agobiado, sudoroso y con un nerviosismo que parecía como si me electrocutase.
El cigarrillo se había consumido en mis dedos sin apenas haberlo probado; la ceniza se había caído encima del pantalón del chándal, el café estaba frío. Estaba como ausente de la vida misma. Respiré profundamente varias veces, noté alivio pero continué abatido. Escuché una voz por detrás que me era muy familiar, pero apenas presté atención, hasta que se plantó delante y me dijo de nuevo:



La charla amena y casi confidencial, al amparo de la vela daba un aroma de romanticismo. Mi esposa de vez en cuando me cogía la mano, me miraba con esos ojos tan hermosos que posee, y yo… pensaba en lo feliz que era junto a ella.
Rematamos la espléndida cena con una deliciosa crema catalana y el café. Salimos del restaurante sin una idea fija de como proseguiría la velada. Decidimos sentarnos en el paseo marítimo; un banco vacío nos esperaba mirando hacia la playa. Un mar en calma y una luna muy reluciente se reflejaba impresionante en las olas tranquilas. El mar parecía que estuviera pintado de plata, las estrellas daban el toque mágico en el oscuro horizonte de la noche.
Abrazada a mi brazo, mi esposa parecía estar sumergida en sueños. En mi interior me vi bailando con ella entre las olas del mar Mediterráneo, iluminados por el foco de la romántica luna, el palpitar de las estrellas, la melodía de las olas, el canto de las sirenas, el vals más hermoso que pueda existir. El propio sonido me despertó de esa bella imagen en mi interior.

3 comentarios:

Julian Melero dijo...

Gracias Francisco
agradecido quedo, has hecho un gran trabajo, gracias
abrazos

fran dijo...

gracias a ti Julian, un abrazo!!

Manoly naranjo dijo...

Julian soy manoly estas bien? no te encuentro en facebook desde hace tiempo me preocupa
dime algo me he subcrito a tu blog . arechuchones .